jueves, junio 14, 2007

Estos últimos días no he escrito nada porque, sinceramente, no tengo demasiadas cosas que contar. Hoy estoy un poco, no sé como explicarlo ....., vamos que tengo un día tonto así que voy a escribir un poco así al menos me entretengo un rato.

Si hay algo a lo que no termino de acostumbrarme aquí en Madrid es a las cosas habituales que hacía en Lastres/Gijón (surfear lo dejamos a parte). Me explico; en Gijón salía a correr por la playa cuando llegaba de la beca o las clases,me dejaba caer por alguno sitio donde me conociesen (siempre había gente conocida en algún lugar), me acercaba a saludar a Lara y charlábamos un rato (por cierto, tengo que llamarla a ver que tal está) . . . . . . . Y si estaba en Lastres (normalmente los findes) pues me acercaba a ver a Bri, o hasta el Mesón, y lo mismo daba que estuvieras solo,media docena de cervezas no te las quitaba nadie antes de irte a cenar.

No es que todas esas cosas no las pueda hacer aquí en Madrid, pero no es lo mismo: salir a correr por el parque que tenemos cerca de casa es una mierda y no me apetece ir hasta el Retiro corriendo (odio correr por la calle). ¿Dónde te dejas caer y te tomas una docena de cervezas aunque no este niguno de todos tus colegas? Siempre he escuchado a la gente decir que la rutina es una mierda, pues que quereis que os diga, es lo que más echo de menos, cosas sencillas que haces sin darte cuenta; creo que son las cosas que me hacen más feliz.

Últimamente en mis ratos libres intento avanzar en mi proyecto y terminar de leer unos libros. Además estaba intentando escribir un pequeño manual (cuando lo haga lo pondré aquí) pero no acabo de encontrar una estructura que me satisfaga así que seguiré dándole vueltas . . . .

Cambiando de tema, mañana comenzamos la jornada continua, de ocho a tres. A mi no me supone ningún transtorno dado que todo el año llego a la oficina hacia las siete y media u ocho menos veinte (me gusta el silencio que hay a esas horas dado que hasta las nueve o así solemos estar Carlos y yo solos).

Esta mañana en la oficina, a raíz de una conversación de hábitos alimenticios (los míos mejor los dejamos a un lado porque no creo ni que puedan considerse hábitos), surgió la idea de hacerme un revisón médica. Como idea en sí, es cojonuda, lo que no me apetece es ver los resultados jajajjajajaj. Puede que me la haga de todos modos, os mantendré informados.

Ya ha estado bien para un solo post!

Hasta pronto!
Un abrazo!

PD: cuando me llegue el dinero de Hacienda (bueno, el dinero es mío pero lo guardan ellos :) ) creo que me voy a hacer un nuevo tatuaje y puede que me compre unas gafas de sol de Prada que había visto hace un tiempo.

1 comentario:

cezonillo dijo...

Monó!

La rutina puede ser o no una mierda. El problema que tienes es que la rutina de antes te molaba y la de ahora no :(

Hay gente que se adapta mejor a la vida de la gran ciudad. Yo sinceramente...no me va. Puede que mole al principio, ya que es algo diferente y te dedicas a desfasar. Pero creo que a lo largo del tiempo uno se siente super "solo" en las grandes urbes. Gijón por supuesto no lo considero como tal :P

Por eso mi primera opción es quedarme en Asturias a currar. Y no es porque no quiera conocer mundo, pero... vivir aquí y luego conocer todo lo que pueda; pero sabiendo que pronto vuelvo a "mi casa".

Nada monin anímate y piensa que si hay suerte tarde o temprano vendrás pa aquí a trabajar y volverás a ver la playa, las olas, les muyeres bebiendo sidra... y el mono que te tien tovia que sacar una foto encima la tabla,jaja.

Hablamos mono.

P.D: de la entrevista no se nada tovía ;)