sábado, octubre 20, 2007

Una de clientes

Ya había oído que la mayoría de la gente del ***** ********* (no daré nombres para no ofender a nadie aunque . . . . .) eran unos auténticos ********** (no se pueden decir palabrotas que estamos en horario infantil) pero en estos momentos lo estoy sufriendo en mis propias carnes.

Me encuentro desarrollando un proyecto, el cual me fue asignado una vez iniciado por distintos motivos que ahora no vienen al cuento. La cuestión radica en que los inicios del mismo no parecía que se tuviese mucha prisa pero resulta que esta última temporada el cliente presenta una necesidad imperiosa porque todo ésto se termine la próxima semana. ¿En qué se traduce todo ésto? Pues que llevo una temporada con muchísimo trabajo, y cuando digo mucho es mucho de verdad, con lo que escribir aquí se ha convertido en una tarea harto complicada (ahora estoy trabajando desde casa y he hecho un pequeño inciso para escribir esto).

¿Y a qúe viene todo ésto os estaréis preguntado? Pues bien, el pasado viernes tuvimos una reunión en las instalaciones de nuestro cliente para enseñarles cambios que se habían realizado y uno de sus empleados, durante el transcurso de la reunión, soltó la frase: "... pero si a nuestros usuarios le entregamos esa mierda . . . ." (en alusión a una pantalla que ellos habían diseñado la tarde anterior y que tuve que implementar esa misma noche). No sé si fue la cara de odio con lo que lo miré (lo dudo) o que el mismo se dio cuenta de que la frase no había sido de lo más afortunada, pero se disculpó de manera instantánea.
No fue la frase en sí lo que me molestó (la opinión de una persona que no tiene ni idea sencillamente me resbala) sino el hecho de que no tengan un poco más de respeto; más aún cuando han estado haciendo cambios del alcance hasta el último momento y nos seguimos comprometiendo a tener casi todo listo para finales de la semana que viene. Yo al final soy un pringao que ni pincho ni corto pero tengo muy claro que si yo soy mi jefe y me suelta la frasecita del otro día le emplumo otro mes más en el desarrollo debido a todos los cambios de alcance realizados las últimas tres semanas (y lo mismo me da lo que le estén presionando sus jefazos). Pero como no soy nadie pues . . . . . . .

Y la verdad es que es una aunténtica pena porque este proyecto es muy interesante: he implementado un motor de consultas, un intérprete,. . . . Además he tenido la oportunidad de pelearme con nuevas herramientas que desconocía tales como antlr, la herramienta de reporting que viene integrada en .NET y algunas más. El problema radica en que lo estamos haciendo aprisa y corriendo y las cosas así no pueden salir bien de ninguna manera. Pero bueno, es lo que hay. Ya lo dice el refrán, donde manda patrón no manda marinero.

A pesar de todo el montonazo de trabajo, y como ya os contaba en el post anterior, sigo muy contento. Creo que todo ésto me está sirviendo para aprender un montón de cosas nuevas, poner en práctica nuevas ideas y, lo más importante de todo, darme cuenta de que puedo llevar a cabo cualquier cosa si de verdad me lo propongo.

Por poner una pega a todo ésto: tengo un montonazo de ideas nuevas que podrían mejorar el desarrollo de determinado tipo de proyectos en la oficina pero no tengo tiempo a proponerlos (aunque tampoco estoy seguro de que me hiciesen mucho caso :) ).

Dejando a un lado el tema del trabajo, deciros que las cosas siguen más o menos como siempre aquí por Madrid: mi proyecto sigue aparcado como os podeis imaginar pero en cuanto la carga de trabajo se relaje un poco me dedicaré a él todas las noches. Últimamente si que algunas cosas han cambiado en mi vida, para bien, pero tampoco me apetece contarlas ahora porque he decidido que las voy a abordar con calma.

Y poco más tengo que contar. Voy a continuar trabajando otro rato que después tengo que bajar al centro a comprarle a Javi el regalo de cumpleaños (y puede que aproveche para darme un homenaje jajajajja)

Hasta pronto!
Migue

PD: el jefe me ha regalado el puente de Todos los Santos pero no voy a ir a Asturias, he hecho planes. Hasta Navidades posiblemente no regrese a casa (como el Almendro jajajajajja)

3 comentarios:

cezonillo dijo...

Claro que sí moniquí. Todo lo que te propongas y más ;)

Me alegro que todo te vaya tan bien. Ya me contarás esos "secretillos" que a uno le entra la vena cotilla,jaja, pero eso de que ya tienes planes sin contarlos suena a AMOR en toda regla,jajajaja.

Y al puntu esi has de pegai una buena colleja, ya verás como quedes más agustu.

Ya te contaré, pero es muy posible que entre en la 3sesenta con una foto, y por los contactos que he tenido es posible que me pueda consolidar si hago un buen trabajo de aquí en adelante. Pero bueno ya sabes que esto se puede gafar.

Ya te pasaré la foto pa que la veas ;)

Un abrazu mono y a seguir así de bien. Les Navidades ya están ahí, así que vete pensando en haceme un hueco, aunque sea pa tomar una cerveza y... a ver si hacemos esa sesión de fotos de una p*** vez ;(

Un abrazu

migue dijo...

Ya veo que te me estás conviertiendo en todo un fotógrafo profesional, enhorabuena!

Puede que tengamos entre nosotros al próximo Ted Gambreau (parecezme que ye un fotógrafo profesional no ?? jajajajja).

Pues a ver si tienes suerte y sigues trabajando así de bien (a mi les fotos parecenme geniales pero dicen que el que no sabe ye como el que no ve ;) ) que te lo mereces mono!

Espero que el resto de cosas siguen muy bien (estudios incluidos)

Lo de los planes ya te contaré con más calma pa que puedas cotillear un poco.

Bueno mono,a cuidase que ya ye tarde y mañana toca madrugar de nuevo.

Un abrazo!

Andre dijo...

Uuuuuuu, a mí eso también me huele a historias amorosas, como dice Juanra ;)

Espero que estés menos agobiau, porque madre, vaya aguante que tienes. Soy yo y ya lo había mandao todo a la mierda....

Por aqui todo como siempre, estoy intentando empezar a estudiar IA pero pfff, qué pereza me da :S Y ahora sí que no me queda otra que hacelo.. Así que na, tendré que poneme a ello quiera o no.

Enga pues na, a ver si hablamos un día de estos y ya me cuentes con más calma.

Besinos